Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1)
Inducción de estro con efecto macho utilizando carneros
vasectomizados asociados o no con ovejas en estro en ovejas Merino
durante el anestro estacional: experiencias prácticas en Uruguay
Recibdo: 20240224. Revisado: 20240311. Aceptado: 20240404
1Autor para la correspondencia: rungerfeld@gmail.com
29
Rodolfo Ungerfeld1
Estrous induction with the male effect, using vasectomized rams associated with
or without estrous ewes in Merino sheep during seasonal anestrus: practical
experiences in Uruguay
Abstract. This study reports the practical results of the use of the male effect to induce heat and ovulation during
seasonal anestrus of Merino ewes in an extensive system. For 9 years (2013, 2014, 2015, 2017, 2019, 2020, 2021, 2022 and
2023), cyclicity was induced in a total of 15,300 ewes during seasonal anestrus, through the sudden introduction of
vasectomized rams, with ewes with pharmacological heat until 2020, and without them from 2021. In all cases, 4.5 %
males were used, and until 2020 9 % of estrous ewes. After 15 days, the stimulating animals were removed, and other
vasectomized rams were introduced. In the last year, 2023, a mixture of vasectomized rams with castrated males
treated with testosterone was used instead of only vasectomized rams. Estrus was monitored daily, and the ewes were
inseminated with fresh semen. In total, 13,488 sheep showed heat (88.16 %), with a variation of between 69.18 % and
97.75 % depending on the year, although in the years of lower incidence estrus began to be checked later, thus,
probably losing the identification of some ewes that came into estrus. Although the ewes that gave birth were not
identified, the pregnancy rate was always above 60 %. The distribution of heat, although it varied slightly between
years, generally corresponded to a bimodal distribution consistent with the response to the male effect. In conclusion,
the use of vasectomized rams both with and without ewes in heat allowed for a high incidence of heat in seasonally
anoestrous Merino ewes.
Key words: sociosexual stimulseasonality; outofseason breedinsheep; pheromones
https://doi.org/10.53588/alpa.320105
Facultad de Veterinaria, Universidad de la República, Montevideo Uruguay
Eduardo Lorenzelli
Resumen. En el presente trabajo se reportan resultados prácticos de la utilización del efecto macho para inducir
estros y ovulaciones durante el anestro estacional de ovejas Merino en un sistema extensivo. Durante 9 años (2013,
2014, 2015, 2017, 2019, 2020, 2021, 2022 y 2023) se indujo la ciclicidad en total a 15.300 ovejas durante el anestro
estacional, mediante la introducción súbita de carneros vasectomizados, con ovejas con estro farmacológico hasta
2020, y sin las mismas a partir de 2021. En todos los casos se utilizó 4,5 % de machos, y hasta 2020 9 % de ovejas en
estro. A los 15 días se retiraron los animales estimuladores, introduciéndose otros carneros vasectomizados con
pintura marcadora para identificar las ovejas receptivas. En el último año, 2023, se utilizó una combinación de
carneros vasectomizados con machos castrados tratados con testosterona en lugar de solamente carneros
vasectomizados. Se registró diariamente la cantidad de ovejas con marcas indicadoras de receptividad, y las ovejas
fueron inseminadas con semen fresco. En total, 13.488 ovejas manifestaron celo (88,16 %), con una variación de entre
69,18 % y 97,75 % de acuerdo al año, aunque en los años de menor incidencia el inicio del control de celos se retrasó,
lo que probablemente implicó perder datos de ovejas en celo. Si bien no se identificaron las ovejas que parieron, la
tasa de preñez estuvo siempre por encima del 60 %. La distribución de los celos, si bien tuvo variaciones menores
entre los años, en general correspondió a una distribución bimodal consistente con la respuesta al efecto macho. En
conclusión, el uso de carneros vasectomizados tanto con cómo sin ovejas en estro permitió tener una alta incidencia
de estros en ovejas Merino en anestro estacional.
Palabras clave: estímulos sociosexuales; estacionalidad; parición a contraestación; ovinos; feromonas
30
Introducción
Ungerfeld y Lorenzelli
Los ovinos son una especie con un patrón de
reproducción poliéstrico estacional, lo que implica que
ciclan y por tanto ovulan durante una parte del año,
permaneciendo en anestro estacional durante otro
periodo del año (Lincoln y Short, 1980). Esto limita el
periodo del año en que se producen los partos, y, por
tanto, en los que se puede ofertar corderos. Sin
embargo, existen herramientas para inducir estros
durante el periodo de anestro. Entre los más utilizados
están aquellos en que se mimetiza el patrón endócrino
de un ciclo estral mediante la administración de
progestinas y gonadotrofinas (Bottino et al., 2024), y
aquellos basados en estimular eventos de la fisiología
reproductiva de la oveja, como el efecto macho
(Delgadillo et al., 2009; Ungerfeld et al., 2004).
El efecto macho consiste en la introducción de ma
chos a grupos de ovejas en anestro que permanecieron
aisladas durante un tiempo de los carneros, manejo que
estimula la secreción de LH (Martin et al., 1983), y por
tanto el desarrollo folicular y finalmente la ovulación
(Ungerfeld, 2003). A partir de la introducción de los
machos se induce una fase folicular similar a la que
ocurre durante un ciclo estral normal en la estación
reproductiva, desencadenando un pico de LH, lo que
conduce a la ovulación en muchas de las ovejas. Sin
embargo, en la mayor parte de las ovejas esta
ovulación no se acompaña de celo, sino que son
ovulaciones sin manifestación de celo. A partir de este
punto se observan básicamente dos tipos de respuestas
ováricas: 1) formación de un cuerpo lúteo normal, que
permanece activo secretando progesterona durante 12
13 días, seguido de una segunda ovulación ya con celo
luego de su regresión, o 2) formación de un cuerpo teo
de vida corta, que dura 34 as, es seguido de una
segunda ovulacn silente, para luego formar un cuerpo
teo de duración normal. Cuando este regresa se
produce una tercera ovulación que se acompa de celo.
Por ello, los estros se distribuyen principalmente entre los
17 y 25 días luego de la introducción de los carneros con
un patn bimodal (Martin et al., 1986). Estos trabajos
fueron mayoritariamente realizados en ovejas Merino,
una raza que responde en forma importante a esmulos
sociales como el efecto macho (Ungerfeld, 2007).
Existen muchos antecedentes de investigación en la
temática que abordan aspectos particulares referidos a
la intensidad del estímulo o a los factores que
determinan la proporción de ovejas que efectivamente
responde ovulando (Ungerfeld et al., 2004). Sin
embargo, existe muy poca información sistematizada
en la bibliografía internacional sobre el uso práctico de
esta herramienta. En 1986, Martin et al. reportaron que
en Australia se inducía la reproducción a contrastación
de 10 millones de ovejas anualmente con el efecto
macho, y Kleeman et al. (2005) sostuvieron que en
South Australia la mayor parte de las ovejas se
manejaba en partos fuera de estación, pero hasta donde
fue posible, no se encontró bibliografía actualizada al
respecto. En Uruguay se han realizado numerosos
trabajos de investigación sobre el uso del efecto macho,
Indução de cio com efeito macho, utilizando carneiros vasectomizados
associados o não com ovelhas em cio em ovelhas Merino durante anestro
sazonal: experiências práticas no Uruguai
Resumo. No presente trabalho são apresentados resultados práticos da utilização do efeito macho para indução de
cio e ovulação durante o anestro sazonal de ovelhas Merino em sistema extensivo. Durante 9 anos (2013, 2014, 2015,
2017, 2019, 2020, 2021, 2022 e 2023), a ciclicidade foi induzida em um total de 15.300 ovelhas durante o anestro
sazonal, através da introdução repentina de carneiros vasectomizados (rufiões), com ovelhas com cio farmacológico
até 2020, e sem eles a partir de 2021. Em todos os casos foram utilizados 4,5 % de machos, e até 2020, 9 % de ovelhas
no cio. Após 15 dias, os animais estimuladores foram retirados e outros carneiros vasectomizados foram
introduzidos. No último ano, 2023, foi usada uma combinação de carneiros vasectomizados com machos castrados
tratados com testosterona, em vez de apenas carneiros vasectomizados. O estro foi monitorado diariamente e as
ovelhas foram inseminadas com sêmen fresco. No total, 13.488 ovinos apresentaram cio (88,16 %), com variação
entre 69,18 % e 97,7 5% conforme o ano, embora nos anos de menor incidência o início do controle do cio tenha sido
atrasado, o que provavelmente envolveu perda de dados sobre ovelhas em cio. Embora as ovelhas que pariram não
tenham sido identificadas, a taxa de prenhez esteve sempre acima de 60 %. A distribuição dos cios, embora tenha
apresentado pequenas variações entre os anos, correspondeu geralmente a uma distribuição bimodal consistente
com a resposta ao efeito macho. Concluise que o uso de carneiros vasectomizados com o sem ovelhas no cio
permitiu uma alta incidência de cio em ovelhas Merino sazonalmente anestro.
Palavras chave: estímulos sóciosexuais; sazonalidade; parto na contratemporada; ovelha; feromônios
ISSNL 10221301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1): 29 35
31
Experiencias prácticas con efecto macho
Manejo general
Los trabajos fueron realizados en un predio particular
localizado en el Departamento de Salto (30,9° S; 57,5° O),
con manejo extensivo en base a pastoreo al aire libre sobre
pasturas naturales. Durante varios años se controlaban los
celos de alrededor de 2.000 ovejas por año mediante
machos vasectomizados para inseminar en noviembre
principios de diciembre, no pasando en ninn o de 50
% de ovejas en estro (datos no reportados). Por ello se
decid comenzar a utilizar el efecto macho en la misma
majada bajo las mismas condiciones.
Para ello, durante 9 años (2013, 2014, 2015, 2017,
2019, 2020, 2021, 2022 y 2023) se indujo el estro y
ovulación a un total de 15.300 ovejas multíparas. Las
ovejas fueron aisladas totalmente de los machos al
menos a partir del 10 de octubre, cuidando que no
hubiera carneros presentes en potreros linderos, ni
hubiera cercanía de los mismos en ningún manejo
aplicado durante el periodo, debido a que se ha
demostrado que en pocas horas de contacto con los
machos se puede desencadenar una respuesta de LH
en las ovejas (CohenTannoudji y Signoret, 1987). De
igual forma, las ovejas permanecieron aisladas de los
vellones de los carneros si estos habían sido esquilados
ya que la lana contiene sustancias volátiles capaces de
desencadenar respuestas reproductivas en las ovejas
(Knight y Lynch, 1980a, 1980b).
Manejo de estimulación
El efecto macho fue inducido con carneros
vasectomizados hasta 2022. Anteriormente se reportó
que los machos castrados tratados con andrógenos
inducen respuestas similares a los carneros enteros
(Signoret et al., 1982), por lo que en 2023 se utilizó una
mezcla de carneros vasectomizados y machos
castrados tratados con andrógenos para minimizar la
necesidad de vasectomizar machos anualmente. Los
capones androgenizados recibieron tres administraciones
intramusculares de 300 mg de ciclopentil propionato de
testosterona (Testosterona ultralenta fuerte, Dispert,
Montevideo, Uruguay) en forma semanal, coincidiendo la
úl
tima con la introduccn de los carneros al grupo de ovejas
a estimular. En todos los casos se utili 4,5 % de carneros
vasecromi
zados/machos castrados androgenizados.
Al mismo tiempo que se introducían los machos
(Día 0), hasta 2020 se introdujo un 9 % de ovejas con
estro farmacológico, ya que, esto aumenta la cantidad de
ovejas que responden al efecto macho (Knight, 1985;
RodríguezIglesias et al., 1991). Para esto se utilizaron
ovejas “refugadas”, es decir, que ya habían sido
descartadas como ovejas reproductoras, las que se
diferenciaban de las que estaban en anestro por estar
pintadas con un color que permitía la identificación a la
distancia. La mitad de estas ovejas recibieron 10 mg de
benzoato de estradiol intramuscular (Estradiol
inyectable, Dispert, Montevideo, Uruguay) el día 2 (día
0 = introducción de los machos), y la otra mitad en el
momento inmediatamente anterior a juntarlas con los
capones androgenizados y las ovejas en anestro, el día 0.
El día 15 se retiraron tanto los machos estimuladores
como las ovejas estimuladoras, introduciéndose otros
machos vasectomizados, con el vientre pintado con tierra
de colores de forma de identificar las ovejas en celo. Se
registró diariamente la cantidad de ovejas marcadas como
indicador de receptividad, sustituyendo estos machos cada
3 o 4 as. Luego las ovejas fueron inseminadas por a
cervical con semen fresco, y posteriormente diagnosticada
la gestacn por ultrasonograa, pero de la que no se
cuenta con datos individualizados.
Materiales y Métodos
En total, 13.488 ovejas manifestaron celo (88,16 %),
con una variación de entre 69,18 % y 97,7 5% de
acuerdo al año, sin variaciones importantes de acuerdo
considerando que en algunos se utilizaron ovejas en
estro y recientemente no. Este resultado es alto en
relación a la experiencia anterior del mismo predio, en
que en ningún año se logró más de 50 % de ovejas en
estro en la misma época cuando no se utilizaba el
efecto macho. También es alto en relación al obtenido
en experiencias anteriores en el mismo país con ovejas
Corriedale (Ungerfeld et al., 2003; Ungerfeld, 2012),
una raza con un patrón reproductivo más estacional
que la Merino. Si bien en general la respuesta fue alta,
es posible que en varios años hubiera sido aún mayor
ya que la cantidad de ovejas en estro era alta desde el
inicio del control (2013, 2015, 2020, 2022; Figura 1),
sugiriendo que el control comenzó luego del inicio de
los celos. Esto implica que la capacidad de respuesta
Resultados y Discusión
fundamentalmente en ovinos Corriedale, pero la
información sobre los resultados prácticos es limitada.
El objetivo de esta publicación fue reportar resultados
de la aplicación práctica del efecto macho durante la
primavera (anestro estacional) de ovejas Merino en Uruguay.
ISSNL 10221301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1): 29 35
32
de las ovejas de la raza Merino, en un sistema de
manejo extensivo, hacia el final del periodo de anestro,
es alta considerando que seguramente siempre estaría
por encima del 90 %. Por otra parte, es interesante
lograr estos resultados con machos vasectomizados,
dado que permite utilizarlos en el manejo asociado a la
inseminación artificial.
Si bien no se identificaron las ovejas que parieron, la
tasa de prez estuvo siempre por encima del 60 %, lo
que indica que ades de lograr una buena tasa de
ovejas en estro, la fertilidad fue similar a la que se logra
en la estacn reproductiva cuando se insemina con
semen fresco. Lograr resultados como los reportados
permite obtener pariciones fuera de estación, lo que en
muchos mercados aumenta notoriamente el valor del
cordero. Por otra parte, las pariciones a contraestación
permiten adelantar la primera prez en hembras que no
hubieran llegado al peso adecuado el otoño anterior, de
forma de no atrasar un año completo el ciclo. También es
de intes en muchos casos volver a inducir la ciclicidad
en las ovejas que parieron en otoño (Ungerfeld y
nchezDávila, 2012), de forma de aumentar la cantidad
de partos a lo largo de la vida útil de la oveja o de
acuerdo al objetivo productivo, manejar dos grupos de
animales con pariciones en estaciones separadas (Ménant
et al., 2022). Por último, en base a un muy amplio análisis
de bases de datos, RosalesNieto et al. (2024) reportaron
que estimular a las ovejas antes del periodo reproductivo
aumenta la eficiencia reproductiva posterior de las
mismas. Esto último permitiría ampliar los usos
potenciales de la herramienta al esperar un mejor
resultado reproductivo de aquellas hembras que no
resultaron preñadas en forma inmediata luego del
estímulo con el efecto macho.
La distribución de los celos tuvo variaciones entre
los años, pero en general correspondió a una
distribución bimodal (Figura 1), lo que se corresponde
con los dos patrones de respuestas ováricas reportadas
en la raza luego de la introducción de carneros (Martin
et al., 1986). En el único año que durante el periodo de
estros se registró un solo pico (2017), el control de los
celos se inició más tarde de lo habitual, con lo que
seguramente no se detectaron parte de los celos que
ocurrieron durante el primer periodo. También, en
relación a la distribución de los estros, es importante
señalar que, si bien se mantuvo el patrón general, hay
respuestas diferenciales, como en 2022 en que
claramente se adelantó la manifestación de celos. Si bien
es difícil atribuirlo a causas específicas, ya que hay
múltiples variaciones en las condiciones ambientales
interanuales, desde un punto de vista práctico es
importante considerar que es posible lograr mayores
tasas de ovejas en estro comenzando la inseminación no
más allá de los 14 días posestimulación. Otra alternativa
práctica planteada originalmente por LópezSebastián e
Inskeep (1988) es administrar de una dosis única de
PGF2α a los 16 as de la introducción de los machos
dado que en ese momento todas las ovejas que ovularon
tienen un cuerpo lúteo activo. Esto simplifica el control
de celos ya que se logra una buena concentración de
estros y ovulaciones, evitando perder ovejas en estro
por la variación interanual del momento de
manifestación de los mismos.
Los resultados de diferentes años no son compara
bles entre si dado que hay varios factores que pueden
afectarlos, pero al menos hasta 2023 la inclusión de
ovejas en estro pudo influir a través de una
estimulación directa a los machos, ya que éstos no
estaban castrados. En efecto, se ha reportado que el
contacto con ovejas en estro estimula un aumento en
los pulsos de LH y los niveles de testosterona en los
carneros (Yarney y Sanford, 1983; González et al., 1991,
Ungerfeld y Silva, 2004). Al mismo tiempo, la
estimulación también pudo ser de hembra en estro a
hembra en anestro, como se demostró anteriormente
(Zarco et al., 1995; Orihuela et al., 2016), en forma
similar a lo que ocurre en el ganado vacuno (Wright et
al., 1994) y caprino (Restall et al., 1995). En
concordancia con esto, RodríguezIglesias et al. (1991)
plantearon que el estímulo de visualizar la actividad
sexual en la majada es determinante de la mayor
respuesta de las ovejas en anestro cuando se
introducen ovejas en estro. Más allá de que los
resultados no sean comparables entre años, es
importante haber logrado resultados muy altos en
2021, 2022 y 2023 (87,8 %, 90,7 % y 84,4 %), dado que,
en varios países, incluyendo Uruguay, recientemente
se prohibió el uso de sales de estradiol en la
producción pecuaria. Esto implica que, para incluir
ovejas en estro en el mismo momento, considerando
que una proporción importante de las mismas está en
anestro, las mismas deban ser estimuladas con otros
tratamientos hormonales, como el uso de eCG
(Ungerfeld y Rubianes, 2002).
Ungerfeld y Lorenzelli
ISSNL 10221301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1): 29 35
33
Figura 1. Distribución diaria de celos (porcentaje) en ovejas Merino luego de la introducción de machos castrados
androgenizados y ovejas en estro durante el anestro estacional.
Experiencias prácticas con efecto macho
ISSNL 10221301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1): 29 35
Conflicto de intereses: Los autores declaran que no existe ningún conflicto de interés.
Lincoln, G.A., Short, R.V., 1980. Seasonal breeding:
nature's contraceptive. Recent Progress in Hormone
Research, 1980:36:152. https://doi.org/10.1016/
B9780125711364.500073
34
En síntesis, si bien no es posible con este trabajo
determinar el efecto del modelo utilizado al no poder
ser comparado en la misma situación productiva, fue
efectivo en todos los casos para alcanzar una alta
incidencia de respuestas en las ovejas en anestro. El uso
de carneros vasectomizados tanto con cómo sin ovejas
en estro permitió tener una alta incidencia de estros en
ovejas Merino en anestro estacional.
Conclusiones
Contribuciones de los autores: Los dos autores contribuyeron al desarrollo del estudio y su reporte. E.L. colectó los
datos de campo, y R.U. dirigió la síntesis, análisis y escritura del trabajo.
Literatura Citada
Aprobación del Comité de Experimentación Animal: No se requiere, dado que no hubo trabajos experimentales,
sino que es el reporte de resultados de trabajos prácticos aplicados.
Financiación: Este estudio no recibió financiación específica.
Bottino, J.P., PérezClariget, R., Ungerfeld, R., 2024.
Litter size affects ovulation and pregnancy rate
after a hormonal treatment without influencing
expression of estrus in the anestrous season. Small
Ruminant Research, 107145. https://doi.org/
10.1016/j.smallrumres.2023.107145
CohenTannoudji, J., Signoret, J.P., 1987. Effect of short
exposure to the ram on later reactivity of
anoestrous ewes to the male effect. Animal
Reproduction Science, 13:26368. https://doi.org/
10.1016/03784320(87)900637
Delgadillo, J.A., Gelez, H., Ungerfeld, R., Hawken,
P.A.R., Martin, G.B., 2009. Revisiting the dogmas
surrounding the mechanisms involved in the male
effect in sheep and goats. Behavioural Brain
Research, 200:30414. https://doi.org/10.1016/
j.bbr.2009.02.004
González, R., Orgeur, P., Poindron, P., Signoret, J.P.
1991. Female effect in sheep. I. The effects of sexual
receptivity of females and the sexual experience of
rams. Reproduction Nutrition Development, 31:97
102. https://doi.org/10.1051/rnd:19910109
Kleemann, D. O., Walker, S. K., 2005. Fertility in South
Australian commercial Merino flocks: relationships
between reproductive traits and environmental
cues. Theriogenology, 63, 2416–33. https://doi.org/
10.1016/j.theriogenology.2004.09.052
Knight, T.W. 1985. Are rams necessary for the
stimulation of anoestrous ewes with oestrous ewes?
Proccedings of the New Zealand Society of Animal
Knight, T.W., Lynch, P.R., 1980a. Source of ram
pheromones that stimulate ovulation in the ewe.
Animal Reproduction Science, 3:13336. https://
doi.org/10.1016/03784320(80)900408
Knight, T.W., Lynch, P.R., 1980b. The pheromones
from rams that stimulate ovulation in the ewe.
Proceedings of the Australian Society of Animal
Production, 13:746.
López Sebastián, A., Inskeep, E. K., 1988. Effects of
progesterone pretreatment and duration of ram
exposure on synchronization of estrus, conception
and pregnancy by prostaglandin during seasonal
anestrus. Animal Reproduction Science, 17:18595.
https://doi.org/10.1016/03784320(88)900577
Martin, G.B., Scaramuzzi, R.J., Lindsay, D.R., 1983.
Effect of the introduction of rams during the anoestrous
season on the pulsatile secretion of LH in
ovariectomized ewes. Journal of Reproduction and
Fertility, 67:4755. https://doi.org/10.1530/jrf.0.0670047
Martin, G.B., Oldham, C.M., Cognié, Y., Pearce, D.T.,
1986. The physiological responses of anovulatory
ewes to the introduction of rams – a review.
Livestock Production Science 15:219247.
https://doi.org/10.1016/03016226(86)90031X
Menant, M., Ungerfeld, R., vy, F., PérezClariget, R.,
FreitasdeMelo, A., 2022. Outofseason breeding
and ewelamb bond from birth to weaning in
Corriedale sheep. Applied Animal Behaviour
Science, 247:105542.
https://doi.org/10.1016/j.applanim.2021.105542
Orihuela A, Clemente N, Ungerfeld R, 2016. Close
contact with spontaneously cycling Saint Croix
ewes triggers cyclic activity in seasonally anestrous
Suffolk ewes. Animal Production Science, 56:18169.
https://doi.org/10.1071/AN141005
Restall, B.J., Restall, H., WalkdenBrown, S.W. 1995.
The induction of ovulation in anovulatory goats by
oestrous females. Animal Reproduction Science, 40:299303.
https://doi.org/10.1016/03784320(95)014330
Ungerfeld y Lorenzelli
ISSNL 10221301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1): 29 35
Editado por: Fernando Perea Ganchou
35
Rodriguez Iglesias, R.M., Ciccioli, N., Irazoqui, H.,
Rodriguez, B.T., 1991. Importance of behavioural
stimuli in raminduced ovulation in seasonally
anovular Corriedale ewes. Applied Animal
Behavior Science, 30:32332. https://doi.org/
10.1016/01681591(91)90137M
Ungerfeld, R., Rubianes, E., 2002. Shortterm primings
with different progestogen intravaginal devices
(MAP, FGA, CIDR) for eCGestrous induction in
anestrus ewes. Small Ruminant Research 46:6366.
https://doi.org/10.1016/S09214488(02)001050
ISSNL 10221301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2024. 32 (1): 29 35
RosalesNieto, C.A., Thompson, A.N., CuevasReyes,
V., HérnandezArteaga, L.E.S., Greeff, J.C.,
Ehrhardt, R., VeigaLopez, A., Martin, G.B., 2024.
Utilising male stimulus to improve the reproductive
efficiency of 8monthold nulliparous ewes and
adult parous ewes. Theriogenology, 217:143150.
https://doi.org/10.1016/
j.theriogenology.2024.01.023
Signoret, J.P., Fulkerson, W.J., Lindsay, D.R., 1982.
Effectiveness of testosterone treated wethers and
ewes as teasers. Applied Animal Ethology, 9:3745.
https://doi.org/10.1016/03043762(82)90164X
Ungerfeld, R., 2003. The reproductive response of
anestrous ewes to the introduction of rams. Ph.D.
Thesis, Swedish University of Agricultural Sciences,
Uppsala, Sweden. Acta Universitatis Agriculturae
Sueciae. Veterinaria 163, pp. 66.
Ungerfeld, R., 2007. Sociosexual signalling and
gonadal function: Opportunities for reproductive
management in domestic ruminants. En: Juengel,
J.I., Murray, J.F., Smith, M.F. (Eds.), Reproduction in
Domestic Ruminants VI, Nottingham University
Press, Nottingham, UK, pp. 207221.
https://doi.org/10.5661/rdrvi207
Ungerfeld R, 2012. Seasonal reproductive patterns and
effectiveness as teasers (ram effect) of Corriedale
and Milchschaf rams. Animal Production Science,
52:103641. https://doi.org/10.1071/AN12114
Ungerfeld, R., Forsberg M., Rubianes E., 2004.
Overview of the response of anoestrous ewes to the
ram effect. Reproduction Fertility Development,
16:47990. https://doi.org/10.10371/RD04039
Ungerfeld R., SánchezDávila, F, 2012. Oestrus
synchronization in postpartum autumnlambing
ewes: effect of postpartum time, parity, and early
weaning. Spanish Journal of Agricultural Research,
10:628. https://doi.org/10.5424/sjar/201210123311
Ungerfeld, R., L. Silva, 2004. Ewe effect: endocrine and
testicular changes in adult and young Corriedale rams
used as teasers, Animal Reproduction Science, 80:251259.
https://doi.org/10.1016/j.anireprosci.2003.07.002
Ungerfeld, R., Suárez, G. Carbajal, B. Silva, L. Laca, M.
Forsberg, M., Rubianes, E., 2003. Medroxypro
gesterone primings and response to the ram effect
in Corriedale ewes during the nonbreeding season,
Theriogenology, 60:3545.
https://doi.org/10.1016/s0093691x(02)01302x
Wright, I.A., Rhind, S.M., Smith, A.J., Whyte, T.K. 1994.
Femalefemale influences on the duration of the
postpartum anoestrous period in beef cows.
Animal Production 59, 4953.
https://doi.org/10.1017/S0003356100007492
Yarney, T.A., Sanford, L.M. 1983. The reproductive
endocrine response of adult rams to sexual
encounters with estrual ewes is season dependent.
Hormones and Behavior, 17:16982.
https://doi.org/10.1016/0018506X(83)900053
Zarco, L., Rodríguez, E.F., Angulo, M.R.B., Valencia, J.
1995. Female to female stimulation of ovarian
activity in the ewe. Animal Reproduction Science, 39:251
8. https://doi.org/10.1016/03784320(95)01384C
Experiencias prácticas con efecto macho