Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2021. 29 (3-4)
Situación actual y perspectivas de la ganadería de bovinos Criollos en América L atin a
Recibido: 2020-09-26. Aceptado: 2021-02-25.
1
Autor de correspondencia: ri_parrac@outlook.com
2
División de Estudios de Posgrado e Investigación, Tecnológico Nacional de México/IT Conkal. Avenida Tecnológico s/n Conkal, Yucatán -
México, C.P. 97345.
3
Asociación de Criadores de Bovinos de razas Criollas y colombianas de Los Llano s Orientales (ASOCRIOLLANOS). Villavicencio,
Departamento del Meta, Colombia.
4
Asociación Nacional de Criadores de Razas Criollas y Colombianas (ASOCRIOLLO Colombia). Bogotá D.C., Colombia
79
Germán Martínez Correal
3
Rosa I nés Parra-Cortés
1,2
Marino Valderram a-R o das
4
Current situation and p ers p ec tives of Creole cattle farming in Latin America
Abstract. This art icle outlines the current status and prospects of bovine cattle ranching based on Creole specimens
in the different countries of Latin America. The study involved a targeted electronic search and a poll for the
snowball method. Key find ing s report the ignorance of the inventory of Creole cattle in most countries, as well as
advances in promoting the crossbreeding of Creole breeds with foreign breeds, which promote associations of
Creole cattle breeders that exist on the continent. It also highlights the recent scientific contributions that, with the
help of genomic tools and reproductive biotechnology, contribute to the positioning of Creole breeds as primary
elements for the resilience and sustainability of livestock activity, this in the face of various alterations in the
environment. It is concluded that it is a prio rity to generate formal technical-economic information of the herds , as
well as to improve the nutritional status of livestock and emphasize efforts in the promotion of Creole breeds at the
local, regional, national and continental levels with the integration of academic, research, trade union and
government entities.
Key Words: Adaptability, Sustainable development, Animal genetic resources
Resumen. Este artículo reseña el estado actual y las perspectivas de la ganadería bovina basada en ejemplares
criollos en los diferentes país es de América Latina. El estudio implicó una búsqueda electrónica dirigida y un
sondeo por el método de bola de nieve. Como principales hallazgos se reportan el desconocimiento del inventario
de bovinos criollos en la mayor parte de los países, así como, avances en el fomento del cruzamiento de las razas
criollas con las foráneas, que promueven las asociaciones de criadores de bovinos criollos que existen en el
continente. Asimis m o , se destacan los recientes aportes científicos que con ayuda de herramientas genómicas y de
biotecnología reproduc t iva, contribuyen al posicionamiento de las razas criollas como elementos primordiales para
la resiliencia y sostenibilidad de la activ idad ganadera, esto ante diversas alteraciones en el entorno. Se concluye
que es prioritario generar información técnico-económica formal de los hatos, así como, mejorar el estado
nutricional de los ganados y enfatizar los esfuerzos en el fomento de las razas criollas a nivel local, regional,
nacional y continental con la integración de entidades académicas, de investigación, gremiales y gubernamentales.
Palabras Claves: Adaptabilidad, Desarrollo sostenible, Recursos genéticos animales
Introducción
Los bovinos criollos se originaron a partir de
ejemplares Bos taurus provenientes de la Península
Ibérica y las Islas Canarias que fueron desembarcados
en el Nuevo Mundo durante La Conquista, otros
ganados ingresaron en la época colonial. La ganadería
criolla abasteció con éxito a las comunidades rurales
de América has ta finales del siglo XIX, pero con la
introducción de razas modernas en búsqueda de la
intensificación ganadera durante el siglo XX, han
disminuido drásticamente la mayor parte de los
núcleos criollos y se corre el riesgo de extinción de 49
razas (DAD-IS, 2020). Sin embargo, desde mediados
del siglo XX se han emprendido acciones de
investigación y fomento de la utilización de las razas
criollas en los diferentes países de América Latina. En
2007 la comunidad internacional adoptó el Plan de
Acción Mundial sobre los recursos zoogenéticos, por
lo que se trabaja, hasta el momento, con ayuda de
herramientas genómicas y de biotecnología
reproductiva para disminuir el riesgo de extinción de
los bovinos criollos. No obstante, es necesario enfatizar
los esfuerzos en promover programas de cruzamiento
de las razas criollas con otras de mayor inventario,
considerando las ventajas de adaptación al trópico, así
80
Parra-Cortés et al.
como por su rusticidad, fertilidad, longevidad,
docilidad y tolerancia a plagas y enfermedades
(Tewolde, 1997; De Alba, 2011; Vilaboa et al., 2013). El
objetivo del presente trabajo fue reseñar el estado
actual y las perspectivas de la ganadería bovina
basada en ejem plares criollos en los diferentes países
de América Latina.
Breve reseña del pasado
A partir de la revolución neolítica, los primeros
hombres lograron la domesticación de plantas y
animales, proceso que consistió en la transición de un
estilo de vida nómada basado en la recolección de
frutos y la caza a uno de agricultura y pastoreo
(Sadowski, 2019). Los ancestros de los bovinos
modernos fueron los Aurochs salvaj es ; en el caso de
los bovinos taurinos se conoce que descienden de
ejemplares Bos primigenius prim i geni us, mientras que
los bovinos índicos o cebuinos se vinculan con
ejemplares Bos primigenius namadicus. Asimism o , se
reconocen dos principales centros de domesticación de
los bovino s , el primero corresponde a la región de la
Media Luna fértil del Sudoeste asiátic o , y el segundo
al Valle del río Indo al Noroeste de la I nd ia, en estos
lugares los procesos de domesticación ocurrieron entre
8 500 a 6 000 a.C. (Lenstra, 2014).
El Descubrimiento de América en el siglo XV,
ocasionó el traslado de ganados domésticos desde
España y Portugal al Nuevo Mundo. Las crónicas de
“La Conquista” registran el primer desembarque de
bovinos en noviembre de 1493 durante el segundo
viaje de Cristóbal Colón a la isla “La Española”, en
territorios actuales de República Dominicana y Haití
(Rouse, 1977; De Alba, 2011; Villalobos et al., 2009).
Otras introducciones de bovinos fueron realizadas por
los p ort ugues es a Suramérica (Primo, 1992). Los
ganados desembarcados se aparearon con escaso
control, condición que les otorgó a sus descendientes
una gran diversidad genética (De Alba, 2011).
Por otro lado, a tan solo 20 años después de la
llegada de los primeros bovinos, se autorizó el
traslado de semovientes a tierra firme y se realizaron
posteriores introducciones de ganados al territorio
continental (Cuadro 1). Además, se presentaron
algunas fugas de animales, hecho que dio paso a la
conformación de rebaños asilvestrados o
“Cimarrones”, los cuales con el paso del tiempo fuero n
capturados, domesticados e integrados a comunidades
indígenas y pueblos de origen africano que no fueron
avasallados por los conquistadores.
Cuadro 1. Principales intro d ucc io nes de bo v ino s a territorio continental del Nuevo Mundo
Año Lugar de llegada Responsable
1513 y 1518 Santa María La Antigua del Darién Vasco Núñez de Balboa
Frontera de Colombia y Panamá
1521 Tampico, México Gregorio Villalobos
1523 Panamá
Nicaragua Sebastián de Belalcázar
1524 Nicaragua Francisco Fernández
Sebastián de Belalcázar
1525 Santa Martha, Colombia Rodrigo de Bastidas
1532 Ecuador y Perú Sebastián de Belalcázar
1535 Colombia
Venezuela Nicolás Federmán
Jorge Spira
1543 Yucatán, México Sin reporte
1549 Rio de La Plata, Argentina Juan Núñez de Prado
1534 San Vicente, Brasil Martin Afonso de Sousa
1551 Sur de Brasil Juan de Salazar
Fuente: Primo (1992), De Alba (2011).
El concepto de raza no existía en el siglo XV, por lo
que no es históricamente exacto referirse a los bo v ino s
que llegaron a América como descendientes de las
razas autóctonas de la Península Ibérica que se
conocen en la actualidad (Pinzón, 1981; Beteta, 1997;
Lucero, 2010). Por otra parte, recordemos que el
primer reporte que se conoce del término “raza”, fue
netamente cultural. Nació en Inglaterra en el siglo
XVII, y fue utilizado para diferenciar poblaciones de
distinta procedencia y aspecto. Hasta ese momento, no
se conocían las leyes de la herencia descubiertas por el
monje Gregorio Mendel en 1860, las cuales solo a
comienzos del siglo XX permitieron s aber de las
diferencias biológic as y genéticas entre individuos y
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2021. 29 (3-4): 79-90
81
Situación actual y perspectivas de los bovinos Criollos
poblaciones y sirvieron para identificar y abrir lo s
libros genealógico s de las distintas razas existentes en
España. Es decir, que no es propio indicar que los
ancestros de nuestros criollos surgieron en el siglo XX .
Por su parte, en “La Colonia” se popularizó el uso
del término “Criollo”, para referirse a las hij as e hijos
de padres europeos que nacían en el continente
americano. En el mismo sentido, este término se
utilizó para reseñar a plantas y animales de América
descendientes de europeos (Parra-Cortés y Magaña-
Magaña, 2020). En particular, se considera a los
bovinos criollos de América a aquellos que
evolucionaron a partir de una fuerte influencia natural
en América, pero de origen europeo (De Alba, 2011);
por lo tanto, su principal característica es la rusticidad,
cualidad adquirida por su evolución y adaptación a
los trópicos del Nuevo Mundo durante más de 500
años (Beteta, 1997).
Apuntes sobre el presente
La ganadería criolla abasteció con éxito a las
comunidades rurales y ciudades de América hasta
finales del siglo XIX, pero con la introducción de razas
modernas durante el siglo XX su rumbo cambiaría
drásticamente. Por lo consiguiente, la población de
bovinos criollos en América Latina, se ha reducido
drásticamente y en el presente, se desconocen sus
inventarios. Además, se dispone de escasa
información sobre su aporte tanto a la economía como
a los medios de vida de las comunidades rurales. Sin
embargo, existen evidencias sobre la destacada
fertilidad de las razas criollas, su longevidad,
mansedumbre, resistencia a parásitos y tolerancia al
estrés calórico, así como, la sobresaliente calidad
organoléptica y nutricion al de su carne y lech e (De
Alba, 2011; Flórez et al., 2015).
Recientes estudios de ADN señalan la presencia de
genes de origen africano en los bovinos criollos. Es
improcedente desconocer la influencia de genes
africanos en los bovinos que procedieron de España
entre 1493 y las dos primeras décadas del siglo XVI, y
que fueron los determinantes para su rápida
adaptación al trópico cálido de América; bas ta la
reminiscencia de los musulmanes que mantuvieron
ocupado el sur de His pania por algo más de 8 siglos,
cuando hubo fluid o intercambio co merc ial, cultural y
genético (Huertas y Huertas, 2015). Por otra parte, es
posible que po r la cercanía de la Isla Gomera (Islas
Canarias) con el territo rio afric ano , y que en este lugar
se embarcaron esclavos y ganados durante la época de
La Conquista, esta sea otra fuente de procedencia de
genes de ganados africanos. Asimismo, se ha
comprobado que los bovinos criollos y las razas
autóctonas españolas Retinta, Berrenda, Cacereña y
Andaluza negra tienen ancestros comunes (Rouse,
1977; Bedoya, 2001).
Por lo anterior, es ac ert ado considerar como
hermanas a las razas bovinas criollas y autóctonas
ibéricas, que se separaro n hace 527 años y que
evolucionaron en condiciones ambientales y de
selección del hombre diferenciales. Estas condiciones
les o to rgaro n bondades únicas para subsistir y
reproducirse en diferentes nichos ecológicos. En
consecuencia, los procesos de cruzamiento con razas
foráneas c o n bajos niveles de adaptación al ambiente
que se practican hoy en día sin ningún fundamento
zootécnico conllevan a ocasionar disminución en los
tamaños poblacionales de bovinos criollos y a
ocasionar grave erosión genética y consecuente
pérdida de rus tic id ad en los ganados criollos que
sobreviven en nuestros tiempos.
Según observaciones hechas p or Primo (1992) y De
Alba (2011), en América existen cerca de 45 razas
criollas bovinas, so bre las cuales no existe un
conocimiento exacto y consensuado por parte de la
comunidad científica. Estudios recientes (Ginja et al.,
2019) han confirmado, a través de marcadores
moleculares, hallazgos realizados en el siglo XX,
referidos a los ancestros genéticos de los bovinos
criollos, destacándose el distanciamiento genético
entre las razas criollas y europeas atribuido a la
evolución, selección y adaptación de los bovinos
criollos a los diversos ecosistemas de América.
Asimismo, autores como Rizzo et al. (2018) y Martínez-
López et al. (2019), señalan que aún existen
poblaciones de bovinos criollos en zonas aisladas de
Ecuador y Paraguay que no han sido caracterizadas
genéticamente.
Los modelos intensivos globalizados en regiones en
vías de desarrollo, han ocasionado resultados
productivos no deseados, así como graves deterioros
ambientales. Lo anterior, es aunado a los retos
impuestos por el cambio climático a la ganadería, los
que incluyen enfermedades, estrés por calor, escasez o
exceso de agua, baja cantidad y calidad de forrajes y
reducción de la biodiversidad (Thornton et al ., 2010;
Núñez-Domínguez et al., 2016). De igual manera, se
presenta una demanda de alimentos cada vez mayor
como consecuencia del crecimiento d emo gráfic o
mundial. Los escenarios descrito s demandan sist emas
de producción bovina más intensivos pero sostenibles;
condición que posiciona a los recursos zoogenéticos
incluidos los bovinos criollos, como elementos idóneos
para el diseño de este tipo de sistemas y alternativa
tecnológica para adaptarse a cambios diversos en el
entorno (Parra-Cortés et al., 2019).
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2021. 29 (3-4): 79-90
82
Hasta el momento, se considera que existen
cuestionamientos sobre la baja eficiencia y
rentabilidad de los sistemas de producción bovina en
el trópic o (López-Vigoa et al., 2017), hecho que ocurre
en toda América Latina. En este sentido, en la última
década se ha evidenciado un mayor interés de los
productores por desarrollar métodos de producción
más sostenibles utilizando ejemplares de razas criollas
bovinas. El incremento de la demanda de pie de cría y
material genético de animales criollos implica
cuestionamientos sobre el inventario y estado actual
de los recurs o s zoogenéticos. En este sentido, se
destaca que los Centros de investigación e
instituciones académicas mantienen hatos criollos,
como estrategia de conservación de los rebaños. Sin
embargo, a pesar de las recomendaciones señaladas
por la FAO, para la gestión de los recursos
zoogenéticos y evitar su extinción, se percibe un bajo
impacto de los resultados obtenidos hasta el momento.
Esta observación coincide con lo reportado por
Vilaboa et al. en 2013.
La consulta del inventario de las razas y si están en
peligro de extinc ió n, es posible a través del Sistema de
Información sobre la Diversidad de los Animales
Domésticos conocido como DAD-IS (por sus siglas en
ingles), este gestionado por la Organización de las
Naciones Unidas para la Alim entac ió n y la
Agricultura (FAO). En 2018, se reportó la última
actualización de los datos poblacionales para cada raza
en DAD-IS, que contó con el apoyo de la Red
CONBIAND de Colombia, Costa Rica, Ecuador,
Panamá y Uruguay (Delgado et al., 2019), iniciativas
similares requieren financiamiento en otros países de
la región. Por su parte, se reporta que existen
asociaciones de criadores de bovinos criollos en
diferentes países de América Latina (Cuadro 2).
Asimismo, se destaca que por iniciativa de las
organizaciones de Bolivia y Argentina y con el
respaldo de las delegac io nes de Brasil, Colombia,
México, Paraguay y Venezuela, en la c iud ad boliviana
de Santa Cruz, se conformó la Fed erac ió n Americana
de As o c iac io nes de Criadores de Bovinos Criollos
(FAMCRIOLLO) en 2015.
Cuadro 2. Principales intro d ucc io nes de bo v ino s a territorio continental del Nuevo Mundo
País Asociación Año fundación Símbolo
Argentina ASOCRIOLLO Argentina. 1985
Asociación Argentina de Criadores
de Ganado Bovino Criollo.
Brasil ABCCARACU. 1916
Asociación Brasileña de Criadores Caracú.
ABCPD.
Asociación Brasileira de Criadores de 1924
Bovinos Curraleiro Pé-Duro
ABCCL.
Asociación Brasileña de Criadores de 2003
la Raza Criolla Lageana.
ABCBP.
Asociación Brasileira de Criadores de 2012
Bovino Pantaneiro.
Bolivia ASOCRIOLLO Bolivia.
Asociación Boliviana de Criadores de 1986
Bovinos Criollos.
Colombia ASOCRIOLLO Colombia. Asociación 2000
Nacional de Criadores de Razas Criollas
y Colombianas.
Nota: Las imágenes fueron obtenidas de motores de búsqueda de internet de libre acceso.
Fuente: Elaboración propia.
Parra-Cortés et al.
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2021. 29 (3-4): 79-90