Archivos Latinoamericanos de Producción Animal. 2021. 29 (3-4)
Crecimiento pred es tete de terneros Criollo argentinos
Recibido: 2020-06-24. Aceptado: 2020-11-20
1
Autor para la correspondencia: fernandodholgado@gmail.com
2
Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido, CIAP, INTA Leales, Tucumán, Argentina.
3
Facultad de Agronomía y Zootecnia. Universidad Nacional de Tucumán. Tucumán, Argentina.
113
Gabriela E. Cantarella
3
Maria Florencia Ortega
2
Fernando Holgad o
3*
Alicia E. Rabasa
3
Pre-weaning growth of Argen tin e Criollo calves
Abstract. The weaning weight of calves depends mainly on the pre-weaning growth rate, and it is associated with
the dairy ability of the cow. Milk is the main food available during the first two months of life of the calf and it is
from the third month when the consumption of forage begins to take relevance, being of importance its quality. In
the Northwest of Argentina, bovine breeding is based on the use of C4 perennial grasses with s um mer growth, high
levels of fiber and mo d erate digestibility. The objective of this work was to evaluate the w eight gain of Creole calves
in two s tages prior to weaning: from birth to 130 days o f life and from 131 days to weaning at 205 days. We worked
with the offspring b o rn in 2014, 2015 and 2016. For the analysis we used proc GLM from the statistical package SAS.
The model included as fixed effects the mother's age at birth, the sex of the calf, and the year of delivery. The results
indicate significant effects fo r the three variables analyzed (P < 0.05). The average weight gain from birth to 130 days
of life was 648.0 g/d, being 422.8 g/d higher than in the second period. Male calves presented higher weight gains
than females and adult cow calves, 7 to 10 years old at parturition, had the highest values of weight gains in both
stages. The daily weight gain, in the second period, represented the 68 % of the w eight gain of the first stage, which
reflects a decrease in the milk production of the cow that does not it becomes compensated by the available forage.
Keywords: Genetics resources, creole breeds, weight g ain, beef cattle.
Resumen. El peso al destete de los terneros depende principalmente de la tasa de crecimiento predestete y está
asociada a la aptitud lechera de la vaca. La leche es el principal alimento disponible durante los dos primeros meses
de vida del ternero y es partir del tercer mes cuando el consumo de forraje empieza a tomar relevancia, siendo de
importancia su calidad. En el N oro es te Argentino la cría bovina se bas a en la utilización de gramíneas p erennes C4
de crecimiento estival, niveles elevados de fibra y moderada digestibilidad. El objetivo del presente trabajo fue
evaluar la ganancia de peso de terneros Criollos en dos etapas previas al destete: desde el nacimiento hasta los 130
días d e vida y desde los 131 días hasta el des tet e a los 205 días. Se trabajó con las crías nacidas los años 2014, 2015 y
2016. Para el análisis se uti lizó proc GLM del paquete estadístico SAS. El modelo incluyó como efectos fijos la edad
al parto de la madre, el sexo de la cría y el año de parto. Los resultados indican efectos significativos para las tres
variables analizadas (P < 0.05). La ganancia de peso promedio d es d e el nacimiento hasta los 130 días de vida fue de
648.0 g/d, resultando superior a las del segundo período de 422.8 g/d. Los ternero s machos presentaron ganancias
de peso superiores a las hembras y las crías de vacas adultas, de 7 a 10 año s al parto, tuvieron los mayores valores
de ganancias de peso en ambas etapas. La ganancia diaria de peso, en el segundo periodo , representó el 68 % de la
ganancia de peso de la primera etapa, lo que refleja una disminución en la producción de leche de la vaca que no
llega a ser compensada por el forraje disponible.
Palabras claves: Recursos genéticos, razas criollas, ganancia de peso, ganado bovino
Introducción
La raza bovina Criollo Argentino desciende del
ganado introducido por los españoles a América a
partir de 1 493 en ad elante. La caracterización de este
recurso genético es una actividad importante para
definir estrategias de utilización. La vaca Criolla se
destaca por su fertilidad y capacidad de cría. En
cuanto al crecimiento del ternero al pie de la vaca, este
está fuertemente asociado a la aptitud lechera de la
madre, la cual varía con la edad de la misma. En
general, la producción de leche de la vaca cubre bien
los requerimientos del ternero en sus dos primeros
meses de vida y es a partir del tercer mes cuando la
Asociación Argentina de Criadores de Ganado Bovino Criollo, Argentina
114
Holgado et al.
Materiales y Métod os
La información utilizada fue obtenida del rodeo de
ganado bovino Criollo Argentino (BCA) existente en el
Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido
(IIACS) del Instituto Nacional de Tecnología
Agropecuaria (INTA). El IIACS se encuentra ubicado
en la provincia de Tucumán, Argentina (27°11'S,
65°14'W, 335 msnm). El clima es subtropical
subhúmedo con estac ió n seca. El promedio anual de
lluvias es de 973.3 ± 263.4 mm/año. El 88.2 % del total
de precipitaciones se concentra entre los meses de
noviembre y abril. La temperatura media del mes más
cálido (enero) es de 25.8 ° C , con una máxim a media de
32.4 y una mínima media de 19.4 °C. La media más
baja corresponde al mes de Julio (12.4 °C), con máxima
y mínima media de 20.4 ºC y 4.5 ºC respectivamente.
Entre los meses de mayo y septiembre se registran
heladas, con un promedio de 16 por año (Holgado y
Ortega, 2019). Estas condiciones climáticas permiten
que las pasturas megatérmicas tengan un ciclo de
crecimiento de seis meses y un period o de reposo el
resto del año. En este sentido , la alimentación de los
rodeos de cría se basa fundamentalm ente en el
aprovechamiento de las pasturas por pastoreo directo,
en verde y diferido, siendo las especies utilizadas
Chloris gayana, Megathyrsus maximus, Brachiaria
brizantha y Cynodon dactilon con un rango promedio de
producciones acumuladas entre 6 000 y 9 000 kg
MS/ha. El módulo de vacas de cría comprende todos
los vientres de segundo servicio en adelante y ocupa
un total de 97 ha en las que s e manejan 97 vacas por
año aproximadamente (carga=1 cabeza/ha) con acceso
al agua de bebida a través de bebederos. La categoría
de vaquillonas de primer servicio es manejada en
forma separada (carga = 1.8 cabeza/ha). El servicio de
las hembras, natural a campo, se estaciona en los
meses de diciembre, enero y febrero; asignándose un
toro cada 25-35 vacas. El c riterio de elección del toro
para cada lote está basado en el mínimo parentesco
entre reproductores con la finalidad de controlar
niveles de co ns anguinid ad en la descendencia. La
palpación rectal para verificar preñez se realiza a los
dos meses de retirados los toros de servicio y se
elimina toda vaca que resulte vacía. Al ingreso y salida
de servicio y al destete se registra peso y condición
corporal (escala de 5 puntos) de los vientres. Los
nacimientos ocurren entre mediados de septiembre y
mediados de diciembre de cada año, con una
concentración en el primer mes (60 %). Los terneros
son identificados y pesados dentro de 12 a 24 horas d e
nacidos, utilizando una balanza digital portátil. La
pesada a los 130 días y al destete se realizó con una
báscula fija y sin desbaste previo. El destete se realiza
hacia fines de abril, con una edad aproximada de 205
días. Las prácticas s anitarias en vacas y terneros
comprenden vacunaciones obligatorias y
desparasitaciones externas de acuerdo a carga
parasitaria. En vacas de cría y en terneros al pie, no se
aplican tratamientos antiparasitarios para
gastrointestinales. Los lotes son recorridos diariamente
por personal capacitado. Los cuidados de los animales
producción láctea comienza a disminuir y el consumo
de forraje empieza a cobrar relevancia (Cantet, 1983).
A medida que avanza en edad el ternero, la
disponibilidad de pastura en cantidad y calidad
comienza a jugar un rol significativo en su evolución
de peso (Cantet, 1983; Morales et al., 2019).
En el Noroeste Argentino (NOA) la alimentación del
rodeo de cría se basa en la utilización de pasturas
megatérmicas caracterizadas por presentar elevados
niveles de fibra detergente neutra. La baja
digestibilidad de estas gram íneas , así como la pérdida
de calidad con el av anc e de su estado fenológico y
aumento de biomasa, se debe a la gran acumulación
de estructuras fibrosas. Esto constituye un factor
limitante para el consumo animal e influye en la tasa
de crecimiento del ternero (Wilson, 1997; Cardoso,
2013; Valente et al., 2011).
Además, el crecimiento predestete d el ternero varía
de acuerdo a la raza, edad de la madre, sexo y año de
nacimiento, entre otras variables (Cantet, 1983;
Johnson et al., 2018). Guito u (1983) estudió diversos
efectos sobre diferentes razas bovinas y sus cruzas;
incluido el rodeo de bovinos Criollo Argentino de
INTA Leales (Tucumán). Para esta raza, el autor indica
que los terneros machos, hijos de vacas adultas,
alcanzan ganancias de peso desde nacimiento a destete
de 713.8 g/d, llegando al destete con un peso vivo de
175.10 kg, y que los machos son un 7 % más pesad o s
que las hembras. Asimismo, sostiene que la ganancia
de peso en los ternero s es afectada por la edad de la
vaca al parto a través de una relación cuadrática, que
asciende desde los 3 años de edad de la madre hasta
alcanzar una meseta entre los 7-10 años, para luego
descender nuevamente.
El objetivo del presente trabajo fue evaluar el
crecimiento predestete d e terneros Criollo Argentino
considerando dos etapas previas al destete.
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Prod uc c ió n Animal. 2021. 29 (3-4): 113-118
115
Crecimiento predestete de terneros Criollo argentinos
La edad de madre, sexo y año de parición afectaro n
de manera significativa (P < 0.05) tanto la GMP1, como
la GMP2 de los terneros. Estos efectos sobre la
ganancia de peso predestete y el peso de los terneros
al destete se encuentran ampliamente doc um entad o s
en la bibliografía (Cantet, 1983; Martínez-González et
al., 2011; Alves et al., 2015). En el caso de GMP1, el
modelo explicó el 55 % de la variación observada. La
media general fue 648 ± 122 g/d (CV 19 %). En el caso
de GMP2, el modelo explicó el 34 % de la variación
observada. La media general fue 443 ± 133 g/d (CV 31
%). La GMP2 representó el 68.4 % de la ganancia de
peso lograda en primer periodo (cuadro 1).
Resultados
Cuadro 1. Ganancias diarias de peso predestete (GMP1 y GMP2) y relación entre ambas ganancias (%) para diferentes edades de
vaca.
a, b
Diferentes letras entre filas indican diferencia estadística (P < 0.05)
El v alo r máximo de GMP1 correspondió a las crías
de vacas de edades entre 7 y 10 años (748.6 g/d), pero
no presentó diferencia significativa respecto a otras
edades de madre, con excepción de los vientres de 4
años (631.1 g/d) y de 2 años (379.5 g/d) al parto. En
función de las ganancias de peso presentadas, las
vacas de 2 años al parto lo grarían al destete un ternero
59 kg más liviano que el de vacas de 7 a 10 años. Para
el mismo rodeo experimental, Guitou (1983) repo rtó
una diferencia de 22.7 kg en el peso al destete de los
terneros cuando c o mp aró vacas Criollas de 3 años al
primer parto con vacas de 7 a 10 años. Esto estaría
indicando que la edad al primer parto, 2 o 3 años,
afecta de manera importante la tasa de crecimiento y
peso al destete de los terneros. La tasa de crecimiento
de las crías de vacas de 2 años alcanzó solamente el 50
% de la obtenida por aquellas de vacas de 7 a 10 años
de ed ad . Esto puede ser atribuido a la baja aptitud
lechera de la vaquillona con servicio a los 15 meses de
edad (Holgado et al., 2017).
En la raza Aberdeen Angus se indica un peso al
nacimiento de terneros de vacas de primer servicio a
los 15 meses de 28 k g y 158.1 kg al destete, con una
ganancia diaria de 590 g/d (López Valiente et al. 2018).
El valor de ganancia de peso resulta claramente
superior al encontrado en este trabajo para igual
categoría de vientre, lo que pueda deberse a la
existencia de importantes diferencias en la
alimentación de las vacas. Los autores señalan que la
dieta de los vientres A. Angus estuvo basada en
verdeos y silaje de maíz durante el periodo invernal y
pasturas perennes templadas y verdeos de verano
hasta el destete de los terneros. E n el c as o de Criollo la
alimentación se basó en pasturas megatérmicas
diferidas y en crecimiento, sin acceso a
suplementación. En el mismo trabajo, se indica que los
terneros hijos de vaquillonas con servicio a los 27
meses de edad tuvieron mejo res ganancias predestete
que los hijos de vaquillonas entoradas a los 15 meses
(680 g/d vs 590 g/d); y que las crías de vacas
responden a las recomendaciones establecidas en las
guías para el cuidado y uso de animales para
investigación.
Para este trabajo se empleó información
correspondiente a los nacimientos ocurridos los años
2014, 2015 y 2016. Coincidentemente, durante estos
años de evaluación el primer servicio de la categoría
vaquillona se realizó a los 15 meses de edad c o n el
objetivo de caracterizar la precocidad sexual de la
raza. Por este motivo, ingresaron a servicio
vaquillonas de pesos muy v ariables (200-280 kg) y con
el fin de no afectar su crecimiento futuro, el segundo
servicio se realizó a los 3 años (39 meses) sin cría al
pie. Para el análisis estadístico se utilizó proc GLM
(SAS, 2004). El modelo incluyó como efectos fijos la
edad al parto de la madre (EM), el sexo de la cría (SC)
y el año de parto (AP). La edad de la madre presentó 8
categorías: 2, 4, 5, 6, 7 a 10, 11-12, 13-14 y 15-16 años. Se
analizaron las ganancias diarias de peso de los
terneros desde su nacimient o hasta los 130 días d e
vida (GMP1) y desde los 131 días hasta el des tete
(GMP2).
Edad de vaca Número de terneros GMP1 GMP2 (GMP2/GMP1)*100
(años) (g/d) (g/d)
2 46 379.5
c
335.9
c
88.5
4 41 631.1
b
418.5
cb
66.3
5 42 704.9
ab
449.2
a
63.7
6 36 723.5
a
435.7
ba
60.2
7 10 56 748.6
a
484.7
a
64.7
11 12 19 712.8
a
469.1
a
65.8
13 14 15 698.4
ab
435.8
ba
62.4
15 - 16 6 680.2
ab
378.0
cb
55.6
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Prod uc c ió n Animal. 2021. 29 (3-4): 113-118
116
multíparas tuvieron mayores ganancias diarias de
peso (790 g) respecto a las mencionadas anteriormente.
Lo mismo ocurre en la raza Criolla, aunque co n
magnitudes son considerablemente menores
(ganancias de 652 g/d en vacas de 7-10 años y 364 g/ d
en vacas de 2 años, para ambos periodos) a las
reportadas por López Valiente et al. 2018.
Es importante destacar que las crías de v ac as de 11-
12 años y 13-14 años tuvieron ganancias diarias de
peso (GMP1) que no difieren significativamente del
alcanzado por las vacas d e 7-10 años, lo que manifiesta
de cierta m anera refleja la longevidad del ganado
Criollo.
Independientemente de la edad de madre, la GMP2
resultó en promedio equivalente al 68 % de la lograda
en el primer periodo (GMP1). Esto se relaciona con el
aporte nutricional de la leche y el pasto en cada
periodo. La influencia de la prod uc c ió n de leche en el
crecimiento del ternero disminu ye a partir del tercer
mes de vida, haciénd o s e prácticamente independiente
al quinto mes y cobrando relevancia la pastura
(Cantet, 1983; Morales et al., 2019). Al analizar la
relación GMP2/GMP1 para las diferentes edades de
vacas se observa que la vaca de primer parto mantiene
el 85 % de la lograda en GPM1. Esto indicaría que su
producción de leche es baja desde el inicio de la curva
de lactancia y se mantiene baja a través del tiempo.
Mientras en las otras edades, se observa en general
que la vaca Criolla cría bien a su ternero en los
primeros 130 días, manteniendo una ganancia diaria
de peso del orden de los 700 g/d, y que a partir de allí
la tasa de ganancia de pes o cae al 65 % . Esto indica un
menor aporte lácteo en el segundo periodo, que no
llega a ser com pens ad o por el mayor consumo de
pasturas megatérmicas, para sostener el ritmo de
crecimiento inicial, debido a su moderada calidad
forrajera. Como lo demuestra Holgado (2002), terneros
destetados a los 4 m es es y alimentados exclusivamente
con pastura megatérmicas tuvieron pérdidas de peso
del orden de -0.062 y -0.077 kg/d, en hembras y
machos respec tiv am ente. Mientras que aquellos que
no fueron destetad os tuvieron ganancias de 0.483
kg/d las hembras y 0.567 kg/d los machos. Es decir
que el apo rte de leche, aunque sea cuantitativamente
bajo, actúa como un suplemento nutricional de gran
importancia estratégica para mantener ganancia de
peso. En otro trabajo, Holgado et al., 2019, evaluaron el
efecto de la suplementación al pie de la madre, en la
raza Criolla, sobre la ganancia d e peso predestete de
terneros machos d e 100 días de edad. La
suplementación duró 107 días y la ganancia d e peso
del testigo se incrementó de 585 g/d a 1.024 g/d
cuando recibió ración a voluntad . Esto permite
apreciar como la leche y el pasto lejos están de
posibilitar la expresión del potencial de crecimiento de
la raza. La alta respuesta obtenida, en términos de
ganancia de peso y eficiencia aparente de conversión
(4.26) sería reflejo de un bajo aporte de leche y
moderada calidad pasturas megatérmicas.
En el cuadro 2 se muestra el efecto del año sobre las
GMP1 y GMP2. Ambas variables son afectadas por el
año de parición. Año representa un efec to al azar, que
afecta la ganancia y el peso al destete de los terneros y
aparece reflejado en numerosos trabajos de
investigación (Guitou, 1983; Cantet, 1983; Martínez-
González et al., 2011; Alves et al., 2015). El efecto del
año de nacimiento sobre las GMP1 puede ser
consecuencia del estado corporal de la vaca durante la
lactancia. Holgado y Rabasa (1998) evaluaron el efecto
de la condición corporal del vientre sobre el peso al
destete de sus crías. Concluyen que el estado de la
vaca durante la lactancia se relaciona positivamente
con el peso al destete de las crías; siendo este efecto
seguramente m ed iad o por la producción de leche de la
vaca. En el c as o de la GMP2, esta reflejaría en primer
lugar variaciones en la cantidad y calidad del forraje
disponible para el ternero; y en segundo lugar el
aporte de leche materna, el cual pierde relevancia en la
medida que la curva de lactancia avanza.
Cuadro 2. Ganancias diarias d e peso predestete (GMP1 y GMP2) para diferentes años de parición y relación entre periodos
(GMP2/GMP1).
Año Número de GMP1 GMP2 GMP2/GMP1
terneros (g/d) (g/d)
2016 80 609.3
b
520.9
a
85.5
2015 85 675.7
a
431.4
b
63.8
2014 96 694.6
a
333.5
c
48.1
a, b, c
Diferentes letras entre filas indican diferencia estadística (P < 0.05)
Ferrando et al. (2006) analizan 11 años de resultados
correspondientes a un sistema d e cría integrado por
ganado Criollo Argentino y Aberdeen Angus. Al
considerar la ganancia de peso predestete y el peso de
destete de la raza Criolla, encuentran valores medios
de 0.696 kg/d y 152.3 kg respectivamente. Con
variaciones que fuero n desde mínimos de 0.634 kg/d
y 141.2 kg, y máximos de 0.815 kg/d y 173.8 kg. Estos
Holgado et al.
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Prod uc c ió n Animal. 2021. 29 (3-4): 113-118
Alves, F.V., Brito, M.C.B., Juliano, R.S., Abreu, U.G.P.,
Souza, J.C. y Santos S.A. 2015. Fatores que
influenciam no desempenho de bezerros
Pantaneiros Criad o s em pastagen nativ a no
pantanal. Actas iberoamericanas de Conservación
Animal. AICA 5: 38-43.
117
Conclusión
Las ganancias de peso en terneros de raza C rio llo
Argentino, en los dos periodos evaluados: GMP1 y
GMP2, fueron influenciadas por la edad de la madre,
sexo del ternero y año de parición. El aumento diario
de peso del segundo periodo fue equivalente al 68 %
del obtenido en los primeros 130 días. Esta caída de la
tasa de crecimiento del ternero sería reflejo de la
disminución del aporte de leche materna en la
alimentación del ternero y el incremento del forraje de
moderada calidad que debe cubrir esta dism inuc ión.
Las ganancias de peso del primer periodo muestran
que la raza C rio lla Argentina presenta una moderada
aptitud lechera, adecuada para criar bien su ternero.
No es el caso de las vacas de 2 años al primer parto,
donde el crecimiento del ternero fue relativamente
bajo.
Literatura Citada
resultados muest ran la magnitud e impor tanc ia del
año en la tasa de crecimiento y peso al destete del
ternero.
En el cuadro 3 se muestran las GMP1 Y GMP2
correspondientes a terneros machos y hembras. El
efecto sexo afectó de manera significativa a ambas
variables (P < 0.05).
Cuadro 3. Ganancias de peso de acuerdo al sexo de los terneros para los periodos GMP1 y GMP2 y su relación
Sexo Número GMP1 GMP2 GMP2/GMP1
de terneros (g/d ) (g/d)
Macho 126 694.1
a
444.2
a
64.0
Hembra 135 625.6
b
407.5
b
65.1
a, b
Diferentes letras entre filas indican diferencia estadística (P < 0.05)
El aumento de pes o de los terneros machos durante
los dos periodos evaluados fue un 11 % (GMP1) y 9 %
(GMP2) superior al de las hembras (Cuadro 3). Estos
valores coinciden con lo descripto por Holgado et al.
(2016), con resultados de ganancia promedio de peso
predestete de 755 y 664 g/d para ternero s machos y
hembras, hijos de vacas d e 5 a 11 años de edad. El
efecto del sexo está ampliamente documentado
(Cantet, 1983; Guitou, 1983; Martínez-González et al.,
2011; Alves et al., 2015)
Cantet R.J.C.1983. El crecimiento d el ternero. 81 pag.
Editorial Hemisferio Sur. Argentina.
Cardoso S. 2013. Acúmulo de m as s a seca verde e
características anatômicas, químicas e biológicas das
lâminas foliares d e capimmassai sob doses de
calcário e nitrogênio. Ph.D. Teses. UFGD, Dourados
MS, Brazil. 91 p.
Ferrando, C., Paloma, E., Namur, P., y Leguiza, D.
2006. Ganado bovino Criollo Argentino y Aberdeen
Angus en Lo s Llano s de La Rioja: Resultado s de 11
años de evaluación en sis tem a de cría. Ediciones
INTA, EEA La Rioja. ISSN 1669-323X
Guitou, H. R. 1983. Evaluation of crossbreeding in beef
cattle in Tucumán, Argentina. Tesis de Master of
Science. Iowa State University. Ames, Iowa, EEUU.
Holgado, F.D. y Rabasa de Sal Paz, A. 1998. Relación
entre condición corporal de la vaca al destete y los
pesos al nacer y des tete de la futura progenie. Rev.
Arg. Prod. Anim. vol. 18: 302-303.
Holgado, F.D. 2002. Ganancia de peso de terneros
destetados a los 4 meses de edad, alimentados con
pastura tropical. Rev. Arg. Prod. Anim. 22: 81
Holgado, F.; Martínez B.; Díaz, A.; Soraire J. 2016.
Influencia del fenotipo de la madre en el peso al
nacimiento y ganancia de peso en terneros Criollos
Argentino. AICA 8 (2016) 13-15.
Holgado, F.; Fernández, J.L., Ortega M.F. 2017.
Influencia del peso de servicio a los 15 meses sobre
el peso al nacer y ganancia predestete de las crías en
Criollo Argentino. AICA 10 (2017) 57-62.
Holgado, F.D. y M.F. Ortega. 2019. Caracterizació n
productiva del bovino Criollo Argentino: periodo
2006-2016. Ediciones INTA, Colección Investigación,
Desarrollo e Innovación. Buenos Aires, Argentina.
ISBN 978-987-521-987-8.
Holgado, F.D., Ortega, M.F., Cantarella, G., y Martínez,
R. 2019. Efecto de la suplementación al pie de la
madre sobre el peso de terneros de la raza Criollo
Argentino. Comunicación, Rev. Arg. Prod. Anim.
39, supl 1: 46.
Johnson, K.F.; Chancellor, N.; Burn, C.C., Wathes D.C.
2018. Analysis of pre-weaning feeding policies and
other risk factors influencing growth rates in c alv es
on 11 commercial dairy farms. Animal (2018),
12(7):1413–1423.
Crecimiento predestete de terneros Criollo argentinos
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Prod uc c ió n Animal. 2021. 29 (3-4): 113-118
118
López Valiente, S.; Barrionuevo, E.; Canaparo, J.:
Maresca, S.; Rodríguez, A.M. y Miccoli, F. 2018.
Efecto de la edad de la madre en el crecimiento del
ternero hasta el destete y pro d uc c ió n de leche.
Revista Argentina de Producción Animal. 38 Supl.
94.
Martínez-González, J.C., Gutiérrez-Michel, J.F.,
Briones-Encinia, F., Lucero-Magaña, F.A. y Castillo-
Rodríguez, S.P. 2011. Factores no genéticos que
afectan el peso al nac er y destete de terneros Angus.
Zootecnia Trop., 29 (2): 151-159.
Morales, R. M., Menéndez-Buxadera, A., Demyda-
Peyrás, S. y Molina, A. 2019. Genetic effects of
season on the preweaning growth of beef cattle: A
first approach to Retinta calves. Revista Colombiana
de Ciencias Pecuarias. 33 (2), 134 - 143.
https://doi.org/10.17533/udea.rccp.v33n2a0
SAS Institute Inc. 2004. SAS Online 9.1.03 Cary, NC:
SAS, Institute Inc.
Valente, T. N. P., E. Detmann, S. C. Valadares Filho, M.
Cunha, A. C. Queiroz, C. B. Sampaio. 2011. In situ
estimation of indigestible compounds contents in
cattle feed and feces using bags m ad e from different
textiles. Braz. J. Anim. Sci. 40:666-675.
https://doi.org/10.1590/S1516-35982011000300027
Wilson, J.R. 1997. Structural and anatomical traits of
forages influencing their nutritive value for
ruminants. Simposio internacional sobre produçã
animal em pastejo. Viçosa, MG. Anais Viçosa, M G:
UFV. pp.173-208.
Holgado et al.
ISSN-L 1022-1301. Archivos Latinoamericanos de Prod uc c ió n Animal. 2021. 29 (3-4): 113-118